5 dic. 2012

DIETA BLANDA (II)


TIPOS DE DIETA BLANDA:
Existen variedades de dietas blandas según las situaciones:
POST - OPERATORIO EXTRA DIGESTIVO: 
No se debe ingerir nada sólido durante los primeros quince días de iniciada la vía oral, solo líquidos. Se debe comer despacio, respetar porciones y comer a horas fijas. Evitar combinar sólidos con líquidos.

BILIAR: 
La dieta en las enfermedades biliares sirve para evitar los síntomas de cólico de vesícula biliar y dispepsia biliar, pero no evita la formación de cálculos. Se emplea en personas con cólicos biliares o después de la cirugía de la vesícula biliar (colecistectomía). Entre las recomendaciones generales encontramos la masticación lenta de los alimentos, comer en pequeñas cantidades, evitar las grasas y los alimentos que producen gases así como el estreñimiento.

DIETA DEL ULCUS (GÁSTRICA):  
Úlcera gástrica: se recomienda llevar a cabo una alimentación lo más variada posible, excluyendo tan solo temporalmente aquellos alimentos que crean molestias y los que aumentan la acidez o irritan la mucosa gástrica; distribuir la alimentación en cuatro o cinco tomas; no ingerir comidas abundantes, comer lentamente y masticar bien; no comer alimentos sólidos o líquidos justo antes de ir a la cama; no es aconsejable la toma frecuente de lácteos; se deben preferir alimentos jugosos que apenas precisan grasa ni cocción prolongada; no incluir temporalmente los alimentos ricos en fibra; excluir los alimentos muy salados o condimentados y las conservas en escabeche; sustituir el café, el descafeinado y el té (estimulan la secreción gástrica) por achicoria, malta o infusiones suaves (romero, salvia, manzanilla, etc); no tomar bebidas gaseadas ni consumir cantidades excesivas de azúcar; evitar los alimentos muy calientes o muy fríos ya que provocan irritación.

ASTRINGENTE: 
La dieta antidiarreica o astringente consigue que el aparato digestivo se acostumbre a realizar sus funciones normales, mediante la introducción paulatina de los alimentos. Acompañar esta dieta con el ayuno y la reposición de líquidos y minerales, es fundamental para acabar con el problema.

Una dieta astringente reduce o suprime alimentos con fibra vegetal (hortalizas, legumbres, verduras, piel de la fruta y fruta en general), sobretodo en crudo. Suprime la leche, pues se produce una disminución de la lactasa (sustancia que digiere la lactosa de la leche).
Los alimentos peristaltógenos (aumentan el tránsito intestinal) son el café, alimentos muy dulces y laxantes, por lo que deberás suprimirlos.
Disminuye el volumen de las comidas pero aumenta la frecuencia de las tomas.

Al inicio de la dieta, puedes ingerir agua de arroz y bebidas isotónicas para la reposición electrolítica.

Despúes puedes introducir progresivamente el arroz hervido o sémola de arroz,  a continuación cereales refinados, patata o manzana hervida, jamón cocido, pescado blanco o pollo hervido o a la plancha. Por último introducirás las verduras y hortalizas, la leche y el café.

DIETAS DE MASTICACIÓN FÁCIL O PROTECCIÓN DENTAL: 

Como su nombre indica, son dietas en las que la modificación de la textura va encaminada únicamente a conseguir un mínimo esfuerzo para realizar la masticación sin atender el grado de digestibilidad de éstas.

Debe ser una dieta equilibrada, variada y, por lo tanto, suficiente en nutrientes y energía. Únicamente se restringirán aquellos alimentos o cocciones que presentan una consistencia dura o astillosa.

Está  indicada en pacientes en los que se ve comprometido el acto mecánico de la masticación: pacientes con dentaduras protésicas mal ajustadas o en ausencia total o parcial de las piezas dentarias, afecciones inflamatorias o dolorosas de la cavidad bucal.

En esta dieta están presentes todos aquellos alimentos que tengan una consistencia blanda o que resulten fáciles de masticar. Además, están indicadas todos los tipos de cocciones y no están limitadas las grasas.

0 comentarios:

Publicar un comentario