30 jul. 2012

Intolerancia a la Lactosa


La intolerancia a la lactosa es una enfermedad que afecta a la mucosa intestinal debida a que el organismo no produce (por ausencia total o parcial) de una enzima, denominada  lactasa, por lo que no se metaboliza correctamente la lactosa y por tanto los alimentos que la contienen.

La lactasa es la encargada de romper la lactosa en los dos monosacáridos que la componen: glucosa y galactosa. Cuando esta enzima falla, no se sintetiza o lo hace en cantidad insuficiente es cuando se produce una intolerancia a la lactosa.


Los tipos de intolerancias que se conocen son:
  • ·    Déficit congénito de lactasa: se trata de una alteración genética presente al nacimiento. El único tratamiento es evitar la ingesta de lactosa desde el nacimiento.
  • ·      Intolerancia primaria a la lactosa (persistente): inducida por el ambiente cuando el niño se cría en una sociedad que no consume productos lácteos.
  • ·     Intolerancia secundaria o adquirida (reversible/temporal): se trata de una deficiencia transitoria de lactasa, debida a enfermedades o situaciones que afectan a la reserva de la enzima.

Los síntomas aparecen tras la ingesta de lácteos o alimentos que contengan lactosa en su composición. El cuadro clínico típico de la intolerancia a la lactosa puede incluir dolor abdominal de tipo cólico, distensión abdominal, flatulencia, pérdida de peso, desnutrición, retraso del crecimiento, diarrea, esteatorrea, heces ácidas y, en ocasiones, náuseas y vómitos. En algunos casos disminuye la motilidad intestinal con estreñimiento.



El dolor abdominal y la flatulencia son debidos a la fermentación en el colon de la lactosa no absorbida que es hidrolizada en glucosa y galactosa por las bacterias acidolácticas, con la producción consecuente de dióxido de carbono y metano. La acidificación de las heces y el aumento de carga osmótica intraluminal es debido a la presencia en el íleon y el colon  de lactosa no digerida, que arrastra agua y electrolitos acelerando el tránsito intestinal y produciendo diarreas. 

Aquí tenéis un vídeo que os podrá ayudar a entender de manera más completa de que se trata la intolerancia a la lactosa:

12 jul. 2012

OSTEOPOROSIS (IV)


RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS PARA LA PREVENCIÓN DE LA OSTEOPOROSIS (II)


·         EJERCICIO FÍSICO:

Se recomienda que realicemos un ejercicio físico diario que implique sobrecarga mecánica (caminar, correr, subir y bajar escaleras, saltar y bailar, etc.) de forma regular, que mejore nuestro estado general, potencie la musculatura y mejore la movilidad del individuo. Debe durar al menos 30 minutos, por lo menos 3  veces a la semana.
Se consigue reducir el riesgo de caídas y aumentar discretamente la masa ósea. Pero además, debemos concienciarnos de que la actividad física es un punto clave para la prevención de enfermedades y el mantenimiento de un buen estado de salud.





·         HÁBITOS TÓXICOS.

-       TABACO, abandonar el hábito del tabaco para la prevención de la osteoporosis, se incrementa el riesgo de fractura ósea.

-       BEBIDAS ALCOHÓLICAS, la ingesta de >2 unidades/diarias de alcohol, produce un aumento significativo en el riesgo de fractura de cadera y otras fracturas osteoporóticas.
     Pero el consumo moderado no ha demostrado efecto negativo sobre la densidad mineral ósea ni riesgo de fractura, por el contrario, parece tener un efecto protector de riesgo de fractura vertebral.

-       CAFEÍNA, consumos mayores de 300 mg diarios de cafeína aceleraba la pérdida ósea en columna, en mujeres posmenopáusicas. Se recomienda un consumo moderado de cafeína-2-3 tazas/día.


OSTEOPOROSIS (III)


RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS PARA LA PREVENCIÓN DE LA OSTEOPOROSIS (I)



·         INGESTA DE CALCIO:

Es imprescindibles que adquiramos desde muy pequeños el hábito de ingerir alimentos ricos en CALCIO, tanto de origen animal como de origen vegetal; para así poder alcanzar el pico de masa ósea en la edad adulta, retrasando la aparición de laosteoporosis.

La absorción de CALCIO se realiza junto la vitamina D. Con la edad esta absorción de calcio se ve disminuida y con el descenso de estrógenos en la menopausia. En determinadas etapas las ingestas calcio están aumentadas, como la infancia, la pubertad, el embarazo, la lactancia o la menopausia, porque sus necesidades son superiores.

Recomendaciones diarias de ingestas de calcio según edad o estado fisiológico.

EDAD (años)
INGESTA DIARIA DE CALCIO (mg)
INGESTA DIARIA
RECOMENDADA DE VITAMINA D (UI)
11-24
1.200-1500

< 50 años
400






>50 años
800

MUJERES
25-Menopausia (50)
1.000

>50 años
Posmenopausia
1.000(con THS)
1.500(sin THS)
Embarazo y
Lactancia
1.200-1.500
> 65 años
1.500
HOMBRES
25-65
1.000

> 65
1.500



El calcio lo debemos encontrar principalmente en los alimentos de la dieta, puesto que su absorción es mayoritaria. Recuerda en nuestro blog los minerales.

FUENTES: Lácteos (leche, yogur, queso, mantequilla…). Almendras, avellanas, nueces, sardinas, soja, brécol, col, espinacas, acelgas, alubias, garbanzos y lentejas.

En el caso que los alimentos naturales no sean suficientes para las necesidades de calcio, porque la ingesta sea reducida, podéis utilizar los alimentos enriquecidos con calcio, pero teniendo en cuenta que su absorción será inferior a la de un alimento natural. Si el aporte de calcio fuera insuficiente, se llevaría a cabo la inclusión del tratamiento farmacológico controlado por el médico.


·         LA VITAMINA D.

Recuerda en nuestro blog las vitaminas. La fuente más importante de vitamina D la encontramos de forma natural, durante la síntesis cutánea por la exposición solar, por ello se recomienda diariamente una exposición mínima de 10 minutos, para garantizar los aportes.

Favorece la absorción intestinal del calcio y del fósforo, la resorción renal de calcio, y permite regular la mineralización ósea.

FUENTES: Además de la exposición solar de 10-15 minutos, la podemos encontrar en alimentos como el hígado de pescado, el atún, los langostinos, la carne, el queso, la leche, la mantequilla y la yema de huevo.

En el caso de que el aporte de vitamina D sea insuficiente, se llevará a cabo la inclusión del tratamiento farmacológico controlado por el médico.


·         INGESTA DE FÓSFORO.

Recuerda en nuestro blog los minerales. El 80% forma parte del esqueleto.  Las recomendaciones para la población en general son de 800mg/día, pero durante el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia las necesidades se incrementan a 1200mg/día.

 FUENTES: lácteos, huevos, carnes, pescado, mariscos, cereales integrales, legumbres, frutos secos y chocolate.

Atención: debe haber una ingesta proporcional de CALCIO/FÓSFORO, si no se dificulta la absorción.





11 jul. 2012

OSTEOPOROSIS (II)

TIPO DE FRACTURAS

  • Las fracturas más comunes que se generan son las vertebrales. Cerca de más del 25% de mujeres que son mayores de 50 años sufrirán una o más  de una fractura vertebral.
  • Las fracturas de cadera rondan alrededor del 20% del total de fracturas, convirtiéndolas en las de mayor prevalencia en la población avanzada. La probabilidad es mayor en las mujeres que en los hombres.
  • La fractura distal del antebrazo (fractura de Colles) genera alrededor del 15% total de las fracturas, su prevalencia es mayor en mujeres.
Aunque tras realizarnos un análisis de la densidad mineral ósea, los valores densitométricos que obtengamos sean normales, no nos queda garantizado que no  podamos presentar una fractura en el futuro; simplemente indica que existe un riesgo menor.
Pero aunque los resultados, sí nos marquen que la densidad mineral ósea está en el rango osteoporótico y que las fracturas son probables, tampoco significa que nos tengan que ocurrir si o si, pero debemos andarnos con ojo.



 FACTORES DE RIESGO


NO MODIFICABLES
  • Herencia (Mujeres con antecedentes familiares de osteoporosis y/o fractura).
  • Etnia caucasiana: En raza blanca mayor riesgo de osteoporosis (x 2,5).
  • Género femenino.
  • Edad avanzada (A>edad,>riesgo caídas y traumas).
  • Talla y peso (estatura y peso bajos, IMC < 20 kg/m2).
  • Fracturas previas por traumatismos leves (de bajo impacto).
  • Edad de la menarquía: <30 años de vida fértil. 
  • Menopausia precoz (<45 años, natural o quirúrgica).

 MODIFICABLES
  • Dieta muy pobre en calcio y/o vitamina D.
  • Hábitos tóxicos:
§  Abuso de bebidas alcohólicas.
§  Cafeína.
§  Tabaquismo activo (> 1 paquete/día o > 15 paquetes/año).
  • Ejercicio físico (sedentarismo, discapacidad física).
  • Niveles hormonales (hipogonadismo, amenorrea).
  • Medicamentos (corticoides, litio, heparina, anticonvulsivantes, etc.).
  • Enfermedades (hiperparatiroidismo, hipertiroidismo, gastrectomía, malabsorción intestinal, hepatopatías, artritis reumatoide...).



Tabla resumen de los factores de riesgo:

FACTORES DE RIESGO MAYORES
FACTORES DE RIESGO MENORES
Edad > 65 años
Estilo de vida sedentario
Fractura vertebral por compresión (disminución altura vertebral)
Tabaquismo
Fractura por fragilidad después de los 40 años
Ingesta excesiva de bebidas alcohólicas
Antecedentes familiares de fracturas osteoporóticas.
Ingesta excesiva de cafeína
Tratamiento general con glucorticoides de > de 3 meses de duración
IMC < 19kg/m2. Peso < 57kg
Adelgazamiento > 10% del peso a los 25 años.
Síndrome de malabsorción (500-850 mg/día)
Ingesta baja de calcio mantenida.
Hiperparatiroidismo primario
Enfermedades crónicas asociadas a riegos de osteoporosis
Propensión a las caídas.
Antecedentes de hiperparatiroidismo clínico.
Osteopenia aparente en una radiografía.
Tratamiento crónico con heparina.
Hipogonadismo en el varón.
Tratamiento anticonvulsivantes crónico.

Déficit estrogenito: Menopausia precoz (<45 años; quirúrgica en edad fértil).
Amenorrea >1 año)
Toma crónica de fármacos relacionados con osteoporosis
Menopausia fisiológica de más de 10 años.

9 jul. 2012

OSTEOPOROSIS (I)


¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?
La osteoporosis es una enfermedad esquelética caracterizada por una disminución de la masa ósea (o resistencia ósea)  que nos expone a un mayor riesgo de fracturas. Es una enfermedad de alta prevalencia, pero de difícil estimación por ser asintomática, y puedo que no la detectemos hasta que se produce una fractura.
La osteopenia es la disminución de la masa ósea acompañada de la edad.



¿COMO IDENTICAMOS LA OSTEOPOROSIS  Y LA OSTEOPENIA?

La mejor forma de identificarla es mediante la realización de un análisis de la densidad mineral ósea (DMO), expresada en g/cm2, siendo el mejor predictor de fracturas.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la osteoporosis se define o clasifica como un T score de -2,5 o menor (por ej., una DMO 2,5 DS o más, por debajo del valor medio normal en adultos jóvenes), y la osteopenia como un T score superior a -2,5 pero inferior a -1,0.

¿QUÉ ES UNA FRACTURA POR FRAGILIDAD?

La conocemos como aquella fractura secundaria que se genera de manera espontánea o por un traumatismo mínimo, sin identificar otro factor que justifique la fragilidad. Como por ejemplo:
-       Fractura desproporcionada al traumatismo.
-       Fractura en ausencia de traumatismo.
-       Sin otros factores que originen la fragilidad.
-       Edad avanzada.
-       Género femenino.

La probabilidad de que una caída nos genere una fractura, va a depender fundamentalmente del grado de la disminución de la masa ósea, de la alteración de la calidad del hueso y del tipo e intensidad del traumatismo.